En la madrugada del día grande de las fiestas patronales de Tábara, los jóvenes tabareses se prepararon una vez más en la Fuente Los Caños para participar en la ya arraigada y esperada Carrera de Calzoncillos. Este evento, que ha llegado a ser un símbolo de la diversión y camaradería entre los habitantes de esta localidad, reunió a participantes y espectadores en un ambiente de risas, alegría y competencia amistosa.

La Carrera de Calzoncillos, que ha venido celebrándose de manera ininterrumpida durante años, es una tradición única que pone a prueba la habilidad y el ingenio de los jóvenes tabareses. En esta competencia, los participantes asumieron el desafío de superar una serie de pruebas preparadas por las Peñas Koma Etiliko y La Bodeguilla, los concursantes demuestran su valentía y creatividad para ganarse el codiciado título de «Capitán Calzoncillo» y «Capitana Calzoncillo».

Este año, los vencedores de la Carrera de Calzoncillos fueron Lucia Casas, quien se alzó con el título de «Capitana Calzoncillo», y Bili, quien fue coronado como «Capitán Calzoncillo». Ambos jóvenes pertenecen a la Peña Km21 y demostraron un espíritu inquebrantable y una actitud contagiosa durante todas las pruebas. Sus esfuerzos y dedicación no solo los hicieron merecedores de los títulos honoríficos, sino que también les aseguraron un lugar en la historia de esta peculiar competición.

El público presente en la Fuente Los Caños disfrutó de un ambiente festivo y animado, mientras aplaudían y alentaban a los valientes concursantes en cada etapa de la carrera. Además, para satisfacer los paladares de todos los presentes, se ofreció una Gran Chocolatada acompañada de deliciosos bizcochos, lo que proporcionó un reconfortante y dulce respiro entre las risas y los aplausos.

La Carrera de Calzoncillos no solo se trata de una competición entre los jóvenes tabareses, sino que también es un recordatorio de la importancia de la tradición y la comunidad en la vida de esta localidad. Este evento tan singular une a la población en una celebración que trasciende lo ordinario y crea recuerdos inolvidables para todos los participantes y espectadores.

Con la edición de este año llegando a su fin, los habitantes de Tábara ya están ansiosos, por lo que el próximo año les deparará en la Carrera de Calzoncillos. Mientras tanto, la localidad seguirá atesorando esta tradición como un testimonio vivo de su espíritu festivo y su amor por la diversión compartida.

Galería de fotos cedidas por cortesía de Koma Etílico

PROMOCIÓN
>