La Consejería de Industria, Comercio y Empleo inicia una campaña de control de consumo hortofrutícola en supermercados centrada en la fresa y el tomate.

El consejero de Industria, Comercio y Empleo, Mariano Veganzones, ha querido mantener reuniones con responsables de los establecimientos Lidl y Aldi para tratar la polémica por la comercialización de la fresa española.

Por parte de Aldi, la reunión se ha mantenido con Silvia Segarra, directora de Comunicación y Relaciones Institucionales. En este aspecto, desde Aldi se ha trasladado el compromiso con los productos españoles y, en especial, la gran calidad de las fresas de Huelva.

Por parte de Lidl, ha acudido a la reunión el director nacional de compras, Jordi Morales, quien ha trasmitido al consejero que Lidl es una empresa comprometida con el medio ambiente y la sostenibilidad, que da preferencia a los pequeños productores buscando la calidad del producto, poniendo de relieve la extraordinaria calidad de la fresa española siempre con certificaciones de garantía.

Debido a la polémica causada por el boicot a la fresa española, desde la Junta de Castilla y León se ha querido mostrar el apoyo a productores y agricultores españoles. Por este motivo, la Dirección General de Comercio y Consumo ha diseñado una campaña de visitas a un total de 18 establecimientos –supermercados e hipermercados – de Castilla y León.

Desde la Consejería de Industria, Comercio y Empleo se ha iniciado la campaña de inspección hortofrutícola en establecimientos minoristas con el objeto de controlar el etiquetado, la trazabilidad y la calidad del producto.

El objetivo de esta campaña es la protección del derecho a la información de los consumidores, así como sus intereses económicos, mediante la verificación del cumplimiento por los operadores de empresas alimentarias de los requisitos establecidos en las normas de comercialización de fresas y tomates.

PROMOCIÓN
>