• El investigado, un hombre residente en la provincia por motivo laborales, fue detenido el miércoles y puesto a disposición judicial el viernes por la mañana decretando, como medida cautelar su entrada en prisión
  • Se realizó un registro en una vivienda de la localidad de Toro, donde el detenido residía de manera temporal por motivos laborales

La Guardia Civil de Zamora, más concretamente la UOPJ Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil (UOPJ) detiene y pone a disposición judicial a un hombre de nacionalidad extranjera como supuesto autor de un delito de agresión sexual.

En la madrugada del día 7 de abril, La Guardia Civil de Zamora, a través de la Central Operativa de Servicio recibe una llamada comunicando una agresión sexual en la localidad de Toro, de esta agresión había sido víctima una joven de esa localidad cuando regresaba a su casa de madrugada.

Una vez la joven fue atendida por los servicios sanitarios interpone denuncia de lo sucedido en el Puesto de la Guardia Civil de Toro, haciéndose cargo de las investigaciones y gestiones tendentes al esclarecimiento de lo sucedido componentes de la UOPJ de esta comandancia.

PUBLICIDAD

Una vez realizadas las primeras gestiones durante esos dos primeros días, provenientes de las manifestaciones que se recogieron referentes a lo sucedido en la madrugada del día 7 de abril, unido a otras circunstancias investigadas y la obtención de pruebas añadidas, se llega a la determinación de la posible identidad del supuesto
agresor.

Prosiguiendo con la investigación se llegó a la detención en la jornada del miércoles día 10 de abril de un varón de nacionalidad extranjera como supuesto autor de un delito de agresión sexual, el cual fue trasladado a dependencias de la Comandancia de la Guardia Civil de Zamora.

En la jornada del jueves se llevó a cabo un registro en una vivienda de la localidad de Toro, donde el detenido residía de manera temporal por motivos laborales.

A primera hora de ayer viernes 12 de abril, el detenido, las diligencias efectuadas y efectos intervenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Toro, el cual determinó su ingreso en prisión como medida cautelar.

La colaboración ciudadana que los vecinos de la localidad prestaron a los investigadores, así como la implicación y dedicación del personal interviniente de la Comandancia de la Guardia civil, facilitaron la resolución en un corto margen de tiempo.

Publicidad Dos sliders centrados