Mercadillo semanal de Tábara – foto: SAF

La Junta de Castilla y León, entre otras medidas, reducirá los aforos al 50 por ciento en la Comunidad, obliga a usar mascarillas en piscinas, permite terrazas en pubs en las mismas condiciones que el resto de establecimientos de hostelería y restauración y cierra las peñas y todo ello para tratar de frenar la expansión del coronavirus, asimismo ha pedido a la ciudadanía que limite su actividad al trabajo y al ocio con convivientes, familiares, compañeros de trabajo o amigos a los que ven habitualmente.

Las medidas se aplicarán desde las 00.00 horas del 22 de agosto y se mantendrán mientras dure la situación de crisis sanitaria.

El vicepresidente y portavoz del Ejecutivo autonómico, Francisco Igea, lo anunciaba ya ayer en  una rueda de prensa con motivo del Consejo de Gobierno del jueves.

Igea apuntaba que la Junta va ampliar el catálogo de medidas para frenar la expansión de la enfermedad al tiempo que ha trasladado el mensaje de que la situación es «preocupante» ante una incidencia que «sigue creciendo». Si bien, el incremento no se produce al ritmo de anteriores semanas, pero «sí a un ritmo que preocupa profundamente», por lo que es «muy importante» frenar este crecimiento para no verse «obligados a utilizar otras herramientas».

«Si no conseguimos bajar la incidencia vamos a tener un problema», ha advertido Igea, y ha recordado que el uso de la mascarilla de manera continuada es una medida imprescindible, así como el mantenimiento de las distancias de seguridad o el lavado de manos a la entrada y salida de cada establecimiento.

La participación en los entierros pasa de un máximo de 75 personas a 50 y en las ceremonias o celebraciones nupciales y otras celebraciones religiosas o civiles, se restringe la ocupación a un máximo de 150 personas en espacios al aire libre o de 100 personas en espacios cerrados.

Respecto a la actividad de hostelería, restauración y sociedades gastronómicas, el aforo para consumo en el interior de estos establecimientos no podrá superar el 50 por ciento en barra, y si es en mesa, no podrá superar el 75% del aforo en el caso de salas de hasta 40 comensales y del 50% en el caso de más de 40 comensales.

Además, prohíbe cualquier actividad de restauración que se desarrolle de pie, como cócteles o similares, al ser una actividad de elevado riesgo de transmisión comunitaria.

No obstante, mantiene el aforo máximo del 80% en las terrazas al aire libre que tengan autorizadas estos establecimientos y en relación con el ocio nocturno, se extiende la medida de cierre que incluía discotecas, salas de baile y bares de copas con y sin actuaciones musicales en directo a todos los establecimientos de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas de la Comunidad de Castilla y León si bien, se permite a estos establecimientos la apertura de terrazas al aire libre, en las mismas condiciones que el resto.

También se acuerda el cierre de las peñas, posibles focos de contagio y de relajación por los asistentes a las mismas de las medidas de prevención y ante las dificultades de seguimiento y control de las personas que han participado en las actividades desarrolladas en las peñas ante la posible declaración de un caso o brote en las mismas.

El BOCYL acaba de publicar el  ACUERDO 46/2020, de 20 de agosto, de la Junta de Castilla y León, por el que se aprueba el Plan de Medidas de Prevención y Control para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19, en la Comunidad de Castilla y León.

Pincha aquí para acceder al BOCYL