• La directora general del Instituto de la Juventud de Castilla y León ha visitado a la treintena de niños de entre 10 y 13 años que aprenden técnicas de interpretación o expresión corporal en un curso veraniego de iniciación al teatro
  • Los participantes van elaborando una obra teatral a través de improvisaciones y ejercicios de creación de historias durante las diferentes sesiones y deberán interpretarla al finalizar la actividad

Una obra de teatro cuyo guion se escribe sobre la marcha y en la que los autores son también los dramaturgos. Este fenómeno cultural se está dando ahora mismo en la residencia juvenil ‘Doña Urraca’ de Zamora, donde 34 niños de entre 10 y 13 años se están familiarizando con las implicaciones de subir el telón o moverse entre bambalinas. La razón: un curso de iniciación al teatro que perfila a las nuevas generaciones que quieren probar lo que es actuar sobre las tablas y que pertenece al ‘Programa de actividades de formación artística 2023’.

Esta actividad se encuadra en la campaña de verano del Instituto de la Juventud de Castilla y León, cuya directora general, Estela López, ha acudido hoy a la capital zamorana para visitar a los jóvenes que, de mayores, quieren ser artistas. Junto a los profesionales que les guían y enseñan las técnicas teatrales, van perfilando una obra, ‘La Casa Misteriosa’, que va conformándose a medida que transcurren las sesiones de aprendizaje interpretativo y que habrán de interpretar al final de la actividad.

La titular de Juventud ha manifestado que este curso tiene por objeto el desarrollo de la confianza de los participantes en ellos mismos y en sus compañeros, así como potenciar tanto su imaginación como su creatividad. Todo ello unido a esos consejos especializados alrededor de la interpretación a través del desarrollo del lenguaje corporal, verbal, la concentración, el ritmo, la capacidad de escucha y el trabajo en equipo.

Por tanto, la forma de trabajar de este curso no es la ejecución sobre un escenario de un texto previamente adaptado, sino que, a través de improvisaciones y ejercicios de configuración de historias, se va a ir construyendo la obra. Comienza con un cuaderno vacío que se va a ir llenando a medida que transcurran los días. Se establece así, ha destacado Estela López, un espacio de socialización en el que los jóvenes son conscientes de sus propios conflictos, éxitos y fracasos; una oportunidad de reencuentro con ellos mismos.

Es esta una actividad que se desdobla, puesto que, después de que el día 23 de julio finalicen las sesiones destinadas a los más pequeños, se dará paso a la versión del curso para jóvenes de 14 a 17 años, que montarán ‘El mundo es Instagram y la vida es Tik Tok’, cuyo ideólogo, al igual que el de la primera obra, es Martín Piola.

Tal y como ha explicado la directora general del Instituto de la Juventud de Castilla y León, la apuesta por este tipo de iniciativas implica multitud de beneficios para los jóvenes, ya que ayudan a mejorar la autoestima, pero también cuestiones más prácticas como la atención, la comunicación, el entrenamiento de la memoria y las relaciones sociales.

Las actividades que integran la construcción de ‘La Casa Misteriosa’ están orientadas a ese resultado final: la exposición de la obra. Así, se han articulado dinámicas de presentación y liberación expresiva y clases que abarcan todos los ámbitos del teatro: interpretación y creación, voz y ritmo, liberación físico-expresiva, caracterización −con vestuario y maquillaje−, interpretación frente a la cámara, ensayos monitorizados y la gran actuación final.

Paralelamente, los jóvenes tienen programada una visita guiada y lúdica por Zamora y visionarán una película relacionada con la profesión de actor. Pero también cuentan con momentos para juegos musicales y dinámicas de grupo, así como veladas nocturnas, micros abiertos y gincanas.

Esta iniciativa cultural se desarrolla en la zamorana residencia juvenil ‘Doña Urraca’, titularidad del Instituto de la Juventud de Castilla y León. Durante el curso académico, es el hogar de jóvenes estudiantes. Sin embargo, en verano se transforma en albergue de temporada, donde se celebran campamentos y se acoge a grupos privados.

Campaña de verano en Zamora

La apuesta por la cultura es seña de identidad del Instituto de la Juventud de Castilla y León. De hecho, cada año organiza el certamen ‘Arte Joven’, cuyo éxito de participación y el gran nivel de los artistas lo han convertido en referencia y punto de encuentro de la creatividad juvenil de la Comunidad. En ese contexto, el órgano perteneciente a la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades va más allá de las artes escénicas. Y es que, en esta campaña de verano, tienen lugar dos ediciones de un curso de iniciación al cine para las mismas franjas de edad, las cuales también se celebran en Zamora.

En esta provincia, además, 350 jóvenes participan en seis actividades del programa ‘Red Activa’, orientado a campamentos para los más pequeños y que supone el grueso de las actividades estivales: cuatro de ellas tienen lugar en la localidad de San Pedro de las Herrerías y dos, en el albergue juvenil de San Martín de Castañeda.

PROMOCIÓN
>