Se desgastaron las ventanas con eso de la obsolescencia programada. Siglos y siglos buscando luz y ahora complacidos por reflejos.