Muchos días desde las últimas publicaciones de fotos y microcuentos y muchas cosas han cambiado. Unas se han transformado porque nunca nada se va del todo y otras, otras permanecen. Una de las últimas publicaciones fue de la Estación de Canfranc, un sitio, mágico. Qué mejor lugar que aquel para retomar el proyecto.