Ayer Tábara lució su procesión de laurel y olivo en un día primaveral tras dos años de parón obligado por la pandemia.

Con este acto, Tábara da el pistoletazo de salida a Su semana Santa.

Las previsiones del tiempo son favorables, así que se espera una Semana Santa llena de luz para resarcir el apagón de estos dos años en los que no se han podido celebrar los actos tradicionales de nuestras procesiones. El Santo entierro y el “Pendebás” del viernes Santo y el “encuentro” el domingo por la mañana.

PROMOCIÓN
>