almeida – 13 de noviembre de 2015.

faramonpulpo4

El nivel de aceptación de un programa de fiestas se suele cuantificar y calificar por el número de personas que participan en los actos que han sido programados.

                Por lo visto ayer en Faramontanos de Tábara, en esta ocasión se ha acertado con el acto programado porque prácticamente todo el pueblo se había concentrado en el Salón multiusos de la localidad.

                Se habían dispuesto varias mesas corridas a lo largo de todo el salón y a la hora prevista ya estaban todas las sillas ocupadas esperando que los organizadores fueran repartiendo las viandas que se habían destinado para este acto.

                Sin duda, las comidas y meriendas populares son las que más atracción tienen para jóvenes y mayores y ayer no fue una excepción porque las 300 sillas que estaban dispuestas se encontraban ocupadas observándose únicamente algún que otro hueco que ya estaba previamente reservado para los más rezagados por sus amigos y familiares.

                El restaurante “El Roble”, encargado de del catering, preparó unas grandes cazuelas al fuego, las patatas estaban en su punto y también el pulpo que se iba a degustar y casi no se daba abasto para ir sirviendo a todos los comensales.

                Algunos no encontraban sitio para poder sentarse y comían su ración de pie y otros que pensaban que aquella multitud era excesiva para la tranquilidad de un pueblo como Faramontanos, optaron por coger su plato de madera con los cachelos y el pulpo y degustarlo tranquilamente en sus casas.

                Viendo la participación que hubo en la merienda popular, no cabe duda que los organizadores de esta semana de fiestas habrán sacado una impresión muy positiva y en el ecuador de las mismas, todavía quedan algunos platos fuertes para disfrutar hasta que el domingo con otra comida popular en la que seguramente faltará espacio, se den por finalizadas estas fiestas.

                Felicitar a los organizadores y a los asistentes que tuvieron un comportamiento paciente esperando que les llegara su turno y siendo conscientes que era una de las pocas veces que la casi totalidad del pueblo se reunía alrededor de una mesa sin que nadie tuviera que dar la orden de salida ¡TODOS A LA MESA! para comenzar a degustar lo que Agustín convertido en pulpero había preparado con paciencia y esmero.

faramonpulpo   faramonpulpo2
El pulpo ya está listo – Foto almeida   El pueblo entero degusdtando el pulpo – Foto almeida
faramonpulpo3   faramonpulpo5
El pueblo entero degusdtando el pulpo – Foto almeida   El pueblo entero degusdtando el pulpo – Foto almeida
faramonpulpo6   faramonpulpo7
El pueblo entero degusdtando el pulpo – Foto almeida   El pueblo entero degusdtando el pulpo – Foto almeida