Se trataba de un hombre muy mayor y estaba parado porque se percató de que había entrado en sentido contrario.

El 112 recibe varios avisos sobre las nueve de la mañana indicando avistar un conductor circulando en sentido contrario a alta velocidad por la A-66 dirección Zamora-Benavente.

La guardia civil de Zamora  intercepta e identifica al conductor de un vehículo que circulaba en sentido contrario por  la A66.

 A las 09.30 se detecta por una patrulla de servicio un vehículo Peugeot 306 en sentido contrario. Circula por la A66 sentido Zamora, a la altura del PK 257, por la calzada sentido Gijón.

Tras proceder a asegurar la situación y poder hacerlo sin peligro para la circulación y resto de usuarios de la vía, se procede a cambiar el sentido de la marcha del  vehículo y llevarlo hasta una zona segura fuera de la circulación  para esclarecer las causas que motivaron esta situación  de tanto riesgo.

 El conductor, un varón nacido en 1932 y con el permiso de conducir en vigor, dio resultado negativo a las pruebas de alcohol y drogas.  Se procede a poner en conocimiento las infracciones al reglamento general de circulación y elevar propuesta a la Jefatura Provincial de tráfico para que el citado conductor sea sometido a un reconocimiento psicotécnico extraordinario para que se evalúe si mantiene las capacidades necesarias para poder conducir vehículos a motor.