En la actualidad hay 4.000 casos activos en el Sistema VIOGEN y 2.500 mujeres necesitan protección policial en Castilla y León

  • La delegada del Gobierno en Castilla y León preside la gala de entrega de los reconocimientos Meninas 2023, que permite premiar la labor de 12 personas y entidades comprometidas con convertir a Castilla y León en un territorio libre de violencia de género
  • Rodríguez Zapatero, Menina de Honor 2023, asegura que la tarea de más importante de toda democracia es avanzar contra la discriminación que sufren las mujeres

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, ha presidido este jueves la gala de entrega de los reconocimientos Meninas 2023, en la que ha remarcado la firmeza del Gobierno de España en la lucha contra la violencia machista frente al negacionismo.

El teatro Apolo de Miranda de Ebro ha sido el telón de fondo elegido para acoger una gala en la que se ha querido premiar a un total de 12 personas, entidades e instituciones que trabajan día a día para convertir a Castilla y León en un territorio libre de violencia machista.

Un reconocimiento que, según remarcó Barcones, cobra especial relevancia en momentos como este en el que se alzan voces, agazapadas incluso en algunas instituciones, que llegan a poner en duda la existencia de la violencia de género.

Un hecho “preocupante” que se suma al incremento del negacionismo entre nuestros jóvenes.

Casi uno de cada cuatro jóvenes de entre 15 y 29 años opina que la violencia de género no existe o es un invento ideológico, tal y como recoge el Barómetro Juventud y Género 2023 elaborado por la Fundación Reina Sofía FAD Juventud. Además, crece el número de jóvenes que considera que, aunque la violencia machista esté mal, siempre ha existido, es habitual en el seno de una pareja y es inevitable. 

“Esta terrible pandemia infecta a generación tras generación sin que seamos capaces de atajar, de cortar de raíz el veneno machista que ha malogrado la vida de tantas y tantas mujeres a lo largo del devenir de los tiempos”, señaló Barcones, que recordó que en lo que van de año han sido 52 las mujeres han sido asesinadas en España por hombres que un día dijeron quererlas.

Un especial recuerdo quiso tener con las tres castellanas y leonesas asesinadas en este 2023. Paloma en Valladolid, María Encarnación en Ávila y María del Rosario en Salamanca, sin olvidarse de India, la pequeña de ocho años que fue asesinada junto a su madre, convirtiéndose en la primera menor víctima de la violencia de género desde que se elabora un registro de estos datos, en 2013.

“El asesinato es la más abominable expresión de la violencia machista, pero hay muchas más mujeres, demasiadas, que viven aterrorizadas porque hay hombres que las consideran objetos de su posesión, esclavas de su voluntad”, señaló Barcones, que recordó que Castilla y León se acerca a la cifra de 6.000 mujeres las que cada año denuncian ser víctimas de violencia de género.

En la actualidad hay 4.000 casos activos en el Sistema VIOGEN y 2.500 mujeres necesitan protección policial ante el riesgo de sufrir una agresión por parte de sus parejas o exparejas. Pero, además, una de cada dos mujeres ha sufrido algún tipo de violencia machista en España, según la Macroencuesta de Violencia contra la Mujer. Cifras que, remarcó, demuestran que esta violencia no es episódica, es estructural. “No son episodios violentos, son relaciones violentas o violencia reiterada producida principalmente por hombres cercanos”.

EL SIGLO DE LAS MUJERES

Una gala que ha permitido destacar el trabajo bien hecho y poner en valor los avances que, en materia de igualdad, se han logrado en los últimos años, de la mano de personas, organismos e instituciones como las doce a las que este año se ha reconocido su compromiso y su implicación con una Menina.

Una edición en la que el reconocimiento Menina de Honor ha ido a parar a José Luis Rodríguez Zapatero por abrir la puerta, con la Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, a que afloraran muchos casos que permanecían ocultos por miedo.

Rodríguez Zapatero, al que motivos laborales no le permitieron asistir a la gala, quiso agradecer a través de un vídeo el reconocimiento a la par que se sumó al aplauso de todo aquel tejido asociativo y sociedad civil que vienen luchando por la igualdad de derechos entre mujeres y hombres.

El expresidente del Gobierno aseguró que la tarea publica más importante que tiene una democracia por delante es la de avanzar en contra de la discriminación, “siendo la más intensa y grave la que han sufrido las mujeres en la historia, especialmente las que han sufrido y sufren la violencia de género”.

Un comportamiento inaceptable continuó, fruto de un machismo vil, de la ignorancia, de la incultura y de la falta de sensibilidad. Por todo ello, remarcó la necesidad de trabajar para construir una sociedad de hombres y mujeres libres e iguales.

Por último, mostró su máximo agradecimiento a todo el tejido institucional, empezando por la Delegación del Gobierno en Castilla y León, pasando por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, así como a toda la sociedad civil que, con su trabajo en los últimos años, han puesto negro sobre blanco en la lucha a favor de la igualdad. “Vivimos en el siglo XXI y este debe ser el siglo de las mujeres y de sus derechos, el siglo de una sociedad justa, democrática y avanzada”, concluyó.

RECONOCIMIENTOS

El conocimiento de que hay una víctima de violencia de género es el punto de partida para que la mujer encuentre ayuda y amparo en personas como las que componen el equipo Viogen de la Guardia Civil de la Compañía de Piedrahíta o como Luis Miguel Diez Galván, el jefe de la UFAM de la Policía de Valladolid.

Apoyo que también encuentra en personas como Teresa Aparicio, la gestora procesal encargada de la Oficina de Asistencia a Víctimas de delitos de los Juzgados de Soria, en asociaciones como Plaza Mayor, de Salamanca, o de Accem, en Burgos, y en municipios, como el de Puebla de Sanabria que se afana en facilitar alojamientos a las víctimas y a sus hijos.

Una lacra, la de la violencia machista, que es estructural y que necesita que se combata desde la educación, como hace el Instituto Tierra de Campos de Paredes de Navas, desde la concienciación, como plantea Adelina Rodríguez Pacios y su Unidad de Igualdad de la Universidad de León, y Teresa Gema Martín Casado y su proyecto ComMujeres, o desde la sensibilización como hacía Encarna Pérez, la exsubdelegada del Gobierno en Salamanca.

Valores que les han valido el reconocimiento de la sociedad de Castilla y León en una gala en la que la Menina de Castilla y León ha querido reconocer la colaboración e implicación que el Sonorama Ribera ha tenido desde sus orígenes para combatir la violencia de género, tal y como se puso de manifiesto en la última edición con el desarrollo de la campaña ‘Ser Libre. Estar Viva’ que se desarrolló por numerosos festivales de la Comunidad.

Un compromiso, el de todos ellos, con la Igualdad y con la lucha contra la violencia machista, que se alinea con el del Gobierno de España que, según recordó Barcones, tiene ahora rostro castellano y leonés, el de la ministra Ana Redondo “cuya labor en el Ministerio, estoy segura de que será muy positiva para las mujeres”.

Una gala que contó con la presencia de los subdelegados de las nueve provincias que fueron los encargados de hacer entrega de los reconocimientos provinciales, así como con los principales mandos de la Policía Nacional y Guardia Civil y numerosos representantes del tejido político, social y empresarial de Castilla y León.

PROMOCIÓN
>