A petición del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico

  • El objetivo principal de estas actuaciones es disminuir el aporte de cenizas y arrastres para restablecer la vegetación existente en la zona antes del incendio.
  • La emergencia de las actuaciones está justificada ante el riesgo de posibles lluvias que aceleren y agraven los procesos erosivos.
  • El subdelegado del Gobierno en Zamora, Ángel Blanco, ha transmitido la noticia a los alcaldes de los municipios afectados y ha querido resaltar “la rápida actuación del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico, que ha atendido con sensibilidad la demanda de los vecinos de Gallegos del Río, Vegalatrave y Losacio”.

El Consejo de Ministros, ha tomado razón de la declaración de emergencia de las obras para la realización de actuaciones hidrológico-forestales en áreas afectadas por incendios forestales en Zamora, por un importe máximo de 500.000 euros.

El objetivo principal de estas actuaciones es disminuir el aporte de cenizas y arrastres para restablecer la vegetación existente en la zona antes del incendio, así como garantizar el suministro de agua potable y evitar la proliferación de plagas y de procesos erosivos, como consecuencia del debilitamiento y pérdida de la cubierta forestal.

La emergencia de las actuaciones está justificada ante el riesgo de posibles lluvias que aceleren y agraven los procesos erosivos, de graves consecuencias para personas y bienes y, posteriormente, facilitar a la comunidad autónoma la restauración integral de los espacios dañados a más largo plazo.

El pasado 15 de agosto de 2020 se produjo un incendio forestal en la localidad de Lober de Aliste, perteneciente al municipio de Gallegos del Río. El incendio avanzó rápidamente debido a las adversas condiciones meteorológicas, unido a una situación de sequía prolongada. Dentro de la superficie afectada por el incendio se encuentran los términos municipales de Gallegos del Río, Vegalatrave y Losacio, todos ubicados en la provincia de Zamora. El incendio no pudo extinguirse hasta el día 21 de agosto, y según estimaciones iniciales ardieron 1.934,44 hectáreas.

Zamora, recuperación de hábitats y especies

El área incendiada se encuentra incluida en una parte de la Comarca de Aliste y en otra de la de Tierra de Alba, afectando fundamentalmente a masas arboladas de roble melojo (Quercus pyrenaica), y extensas zonas de matorral bajo, alternadas con zonas de cultivo conformando un mosaico de hábitats variado. La zona afectada es atravesada por la ZEC «Riberas del Río Aliste y afluentes» perteneciente a la Red Natura 2000, como Zona de Especial Conservación.

Las actuaciones en Zamora son las siguientes:

➡ Restauración y recuperación de riberas y puntos de agua para el mantenimiento de los recursos agroganaderos, cinegéticos y naturales; reposición de pistas, accesos y obras de drenaje; eliminación de madera quemada; apertura de cunetas de desagüe, colocación de badenes y pasos de agua (tubos y marco prefabricado de hormigón) en vaguadas y mejora de la capa de rodadura (refino y compactado) en diversos puntos.

➡ Siembras de pastizales, plantaciones y eliminación del matorral quemado para favorecer y acelerar la cubierta vegetal; creación de pequeños muretes de contención o bien fajinas, para evitar la erosión donde se prevé más intensa y donde resulta más difícil la regeneración natural y para favorecer y acelerar la cubierta vegetal.

➡ Recuperación de hábitats de especies afectadas mediante siembras que favorezcan la presencia de conejo silvestre, perdiz, etc. Así como la reposición de refugios en algún caso (conejo). El pasado 19 de agosto, un equipo de la Subdelegación del Gobierno en Zamora se desplazó a los municipios afectados para informar a los alcaldes de cómo proceder para solicitar ayudas a la Administración General del Estado. Apenas dos meses después, estas ayudas llegan en forma de obras de emergencia por valor de 500.000 euros. Por todo ello, el subdelegado del Gobierno en Zamora se ha mostrado satisfecho “de poder poner un granito de arena en la reconstrucción de las zonas afectadas y de la rápida actuación del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico, que ha atendido con sensibilidad la demanda de los vecinos de Gallegos del Río, Vegalatrave y Losacio”. Ángel Blanco ha podido transmitir la noticia esta misma mañana a los alcaldes de estas localidades: “para nosotros supone una gran satisfacción el hecho de haber servido de vehículo para que hoy lleguen estas estupendas noticias”. “El incendio forestal fue una desgracia para toda la provincia, especialmente para las comarcas de Aliste y Alba, y por ello el Gobierno de España tiene que dar apoyo y soporte en estos momentos tan complicados”, ha finalizado Ángel Blanco.