Javier Andrés Miranda – 26 de septiembre de 2016.

Impasible, quieta, atenta, reflexiva, a media luz. Observas a tu alrededor con ese desdén que sólo poseen las divas. Mirada encontrada en lo perdido de mis pensamientos.

He logrado por un segundo que te olvides de que estoy ahí y he logrado por un segundo adentrarme en tus ojos, en tu interior, en tu alma.
Y he visto un halo de tristeza, de melancolía, de ayer, de soledad. Pobre Antonia, rodeada de almas y sin calor de nadie, y sin calor de ti.

Se apagarán las luces. Volverá el silencio. Fue tu sino. Nadie eligió al nacer. Pero yo sé que tú, fría como una llave, tienes alma cálida. Me lo has dicho en tu mirada; impasible, quieta, atenta, reflexiva, a media luz.

Puedes seguirlo en: https://www.facebook.com/elrincondeelestudiante/