almeida – 9 de enero de 2015.

motin de la trucha

En el motín de la trucha

el pueblo se sublevó

encerrando en una iglesia

a indignos caballeros

que allí mismo quemó

Todo fue por una afrenta

y por prebendas de honor

privilegios de los nobles

que abusaron de ellas

de forma indigna e innoble

Y el pueblo de Zamora

se subleva a la injusticia

pero el poder real

con la fuerza de las armas

quiere imponer su justicia

Todos los amotinados

van huyendo, temerosos,

no desean que la ley

les juzgue por sediciosos

Piden clemencia al rey

piden perdón al Papa

y la justicia de Dios

les concede ese perdón

por el que tanto imploraban

Desde ese motín los nobles

no abusan de privilegios

porque ya saben que el pueblo

sabe defender sus derechos