Por el camino de Gema
vi un castaño paseando
y agradecí su sombra
en ese día soleado
 
Cuando levanté la mirada
fui contemplando su fruto
y cogí varias castañas
que me comí muy a gusto
Ahora cuando paseo
lo hago por ese camino,
busco la sombra del árbol
y también busco su fruto
 
Allí me paso las horas
trascurren como un suspiro
porque estoy con el castaño
como con un buen amigo