Almeida – 3 de abril de 2014

saf 090804 6982

Peregrina, peregrina

por el camino que vas

no llegarás al destino

al que tú, quieres llegar

ni verás esas estrellas

que no dejan de brillar

que van guiando el camino

por el que debes andar,

si solo te fijas en una

que es la que más brillo da

debes observar a todas

que para eso ahí están

para guiar peregrinos

que por el camino van

siguiendo la Vía Láctea

que al final les conducirá

a ese destino soñado

al que desean llegar

así cumplirán el sueño

que nace siempre en el alba

y se muere en el ocaso

cuando ya el sol se va

y son siempre las estrellas

las que te han de guiar

que para eso el camino

ha puesto como apellido

ese manto celestial,

que nace en la oscuridad

y con su brillo constante

cada estrella guiará

a miles de peregrinos

que a Compostela van