Eugenio Rosado Garrido – 9 de marzo de 2015.

 

                La Vereda Vieja de San Pelayo es una vía pecuaria que de sureste a noroeste atraviesa el término municipal de Tábara, y como tal, por ella ha venido tradicionalmente discurriendo

el tránsito ganadero; aunque desde hace tiempo los desplazamientos del ganado a pastos y rastrojeras apenas la utilicen.

                Según dispone la vigente Ley 3/1995, de 23 de marzo, de Vías Pecuarias (BOE nº 71 del 24-3-1995), las vías pecuarias son bienes de dominio público de las Comunidades Autónomas y en consecuencia son: inalieneables (no se pueden enajenar, es decir no se pueden transmitir, ceder o vender de manera legal), imprescriptibles (no pierden vigencia o validez) e inembargables (no pueden ser objeto de embargo y por lo tanto son excluidos de la ejecución).

                En general, los tipos de vías pecuarias se denominan: cañadas, su anchura no excede de 75 m.; cordeles, su anchura no sobrepasa los 37,50 m.; veredas, su anchura no supera los 20 m. y coladas, su anchura se determinara en el acto de la clasificación; aunque existen otras denominaciones. En algunos tramos pueden tener mayor anchura, al existir otras superficies complementarias de la vía (abrevaderos, descansaderos, majadas, etc.), o menor como consecuencia de la aplicación de actos administrativos

                Hasta la entrada en vigor de la Ley 22/1974, de 27 de junio, de Vías Pecuarias [(BOE nº 155 del 29-6-1974), que determina que la anchura de las vías pecuarias serán las dispuestas en el Artículo 570 del Código Civil], las anchuras eran: cañadas, 75,22 m.; cordeles, 37,71 m.; veredas, 20,89 m. y coladas, menor anchura que la anterior, tal y como disponía el Decreto del 23 de diciembre de 1944 (BOE nº 11 del 11-1-1945).

                La Vereda Vieja de San Pelayo se inicia en el límite de los términos municipales de Moreruela de T. y Tábara, en la derecha de la carretera N-631 y discurre paralela a ésta hasta un poco antes de la salida de la carretera a Faramontanos, en que pasa a la izquierda de la N-631 y paralela a ésta cruza los cascos urbanos de Tábara y San Lorenzo y así sigue hasta cerca de El Vildeo, que cruza a la derecha de la N-631 y paralela a ella sale del término de Tábara y entra en el de Ferreras de Abajo.

                Tal vereda sigue paralela a la N-631 hasta la salida de la carretera a Ferreras de Abajo, en que pasa a la izquierda y vuelve a cruzar a la derecha de la N-631, finalizando en el límite de los términos municipales de Ferreras de Abajo con Otero de Bodas.

PLANO DEL: MINISTERIO DE MEDIO AMBIENTE Y MEDIO RURAL Y MARINO

                                               SERVICIO DE BIENES Y PATRIMONIO FORESTAL

               

                La vía pecuaria Vereda Vieja de San Pelayo, que tiene el recorrido descripto anteriormente, solo tiene enlaces con:

                – Una vereda que de oeste a este discurre dentro del término municipal de Ferreras de Abajo, pasando por los núcleos urbanos de Ferreras de Abajo y Litos.

                – Una colada (parte es vereda) que es continuación de ”nuestra vereda” y que paralela a la N-631 atraviesa los términos de Pozuelo y Moreruela de T. De esta colada parte un cordel que de oeste a este discurre exclusivamente por el término municipal de Moreruela de T. y que termina pasado su casco urbano.

                Aunque actualmente el uso ganadero de la Vereda Vieja de San Pelayo este relegado, ya que el tránsito de ganados a pastos, barbechos y rastrojeras se efectúa por los caminos de concentración parcelaria, no debemos olvidar su existencia, pues forma parte de la historia de nuestra villa.

Artículo anteriorLe cazaron
Artículo siguienteNo creo en los milagros, pero existen